Camelia Shiseido
1
abril 2015
Innovación de los productos, Sin categorizar
Compartir

SHISEIDO – HITOS EN PROTECCIÓN SOLAR

Es tradición en la cultura japonesa que las mujeres protejan sus rostros de porcelana del más leve bronceado por razones estéticas. Shiseido, pionero en protección solar, fue la primera compañía japonesa en ofrecer un producto que incluía factor de protección solar en 1923: “sombrilla en tubo”, conocido como UV Violín.

Además del bronceado y las manchas, la radiación UV representa una potencial amenaza para la salud humana. En 1972, Shiseido fue la fuerza impulsora que estuvo detrás del simposio internacional sobre los perjuicios del sol en la piel y  descubrió el efecto negativo de los rayos UV. A principios de los 80, Shiseido indicó por primera vez el SPF en productos solares, mostrando el ratio de protección UVA/UVB en el envase.

Los laboratorios de Shiseido no han cesado en su empeño por seguir mejorando la tecnología de protección solar de sus productos, destinando gran cantidad de recursos a la investigación. Prueba de ello es su descubrimiento de 2008: la primera protección cuyo filtro solar se retira con jabón. Gracias a esta innovación, Shiseido obtuvo un premio IFSCC (considerados los Nobel de la cosmética).

En 2012, Shiseido volvió a deslumbrar a la comunidad científica con la innovadora tecnología SuperVeil-UV 360™, exclusiva de Shiseido. Las pruebas que se estaban llevando a cabo en torno a la adherencia de la protección UV a la piel pusieron de manifiesto la necesidad de incorporar una tecnología que permitiera una cobertura uniforme del producto. Como consecuencia se desarrolló una gama de productos de protección solar combinando una intensa protección junto a una cobertura total, incluyendo el micro-relieve de la piel.

Tantos años de innovación y avance tecnológico en protección solar seguían teniendo un enemigo imbatible: el agua. Debido a reacciones químicas  teóricamente inevitables, el agua disuelve de manera natural cualquier sustancia que entra en contacto con ella. Esta realidad ha afectado a los productos de protección solar causando una disminución en el rendimiento de sus filtros UV hasta ahora. Shiseido vuelve a revolucionar la industria cosmética desarrollando la tecnología WetForce*, cuya formulación se alía con el agua alcanzando el máximo potencial de protección.

*Tecnología desarrollada en 2015