Camelia Shiseido

Anti-Edad

A medida que los años pasan, tu rostro va cambiando. la piel ha perdido firmeza, especialmente en las áreas que expresan emociones (los ojos y la boca). Los factores tanto internos como externos, entre ellos los rayos ultravioleta, el humo y las toxinas, provocan daños en la piel y generan su envejecimiento. Con la edad, la energía necesaria para la reparación y la renovación celular disminuye, provocando sequedad y arrugas. La principal causa de la flacidez es la pérdida de elastina, ácido hialurónico y colágeno, así como la exposición a los daños provocados por el sol y a la deshidratación.

La mejor solución para frenar el proceso de desarrollo de la flacidez causada por la edad es hidratar y proteger perfectamente la piel; de igual manera, los hidratantes que contienen complejos capaces de aportar los tres elementos principales (elastina, ácido hialurónico y colágeno) permiten recobrar un contorno facial joven.